A propósito del Día Mundial de la Salud Mental…

COMPARTIR
ARTÍCULO

La Organización Mundial de la Salud, afirma que los trastornos de la salud mental constituyen un problema serio y costoso a nivel mundial, que afecta a personas de las todas las edades, de todas las culturas y niveles socio económicos. De los 450 millones de personas que se estiman sufren de un trastorno de salud mental en el mundo, menos de la mitad recibe la atención que necesita.

Por esa razón, la Federación Mundial para la Salud Mental considera que ha llegado el momento en que los gobiernos y los sistemas de salud asignen la máxima prioridad al desarrollo de un enfoque integral de atención a la salud que subraye el bienestar. La enfermedad mental, con frecuencia, tiene una causa física tal como un desequilibrio químico en el cerebro. El estrés, los problemas familiares, en el trabajo o colegio a veces pueden desencadenar una enfermedad mental o hacer que esta empeore. Es importante recordar que las personas con buena salud emocional,también presentan problemas o enfermedades mentales, con la diferencia, de que ellas saben cuándo necesitan buscar ayuda de su médico o psicólogo. (1)


Existen varios consejos que te ayudarán a controlar tus emociones y llevar una buena salud mental:

  1. Aprende a expresar tus sentimientos de forma adecuada. Guardar sentimientos negativos solo te hace daño y esto podría afectar tus relaciones interpersonales, por eso es importante hacerle saber a la gente cuando algo te molesta o no te gusta.
  2. Trabaja para llevar una vida balanceada. Concéntrate en las
    cosas positivas de la vida y saca tiempo para realizar las cosas que más disfrutas.
  3. Piensa antes de actuar. No te dejes llevar por tus emociones, estas pueden ser muy fuertes pero es importante que te tomes el tiempo de pensar las cosas antes de decirlas o hacerlas.
  4. Ocúpate de tu salud física. Cuida tu cuerpo y haz ejercicio regularmente, come saludable y duerme lo suficiente, recuerda
    que la salud física afecta la salud emocional. No abuses de las drogas ni del alcohol.
  5. Intenta estar lo más tranquilo posible. El estrés extremo hace que tu cuerpo y emociones se agoten y si estás continuamente bajo este efecto, la ansiedad y las emociones irritables e incluso depresivas serán frecuentes. En casos de mucho estrés
    recuerda respirar profundo o realizar ejercicios de meditación o relajación.

 

Los problemas emocionales se pueden tratar por eso es importante que cuando no te sientas bien o sientas que una situación se sale de tus manos, acudas a tu médico o psicólogo de confianza, ellos se encargarán de realizarte el tratamiento adecuado que evitará que el problema empeore. (2)


REFERENCIAS:

(1) http://www.paho.org/bulletins/index.php?option=com_content&view=article&id=461&Itemid=303
(2) http://es.familydoctor.org/familydoctor/es/preventionwellness/emotional-wellbeing/mental-health/mental-healthkeepingyouremotionalhealth.html

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.

SACO.GFR.17.05.0698b

Tips de salud

Cómo cuidar tu corazón

Leer más >

Tips de salud

Lo que debes saber sobre el Alzheimer

Leer más >