COMPARTIR
ARTÍCULO

Una arritmia es cualquier trastorno en los latidos o el ritmo del corazón. Existen muchos factores que pueden afectar el ritmo cardíaco, como haber tenido un ataque al corazón, fumar, defectos cardíacos congénitos y estrés. Algunas sustancias o medicinas también pueden causar arritmias. (1)

Las arritmias generalmente se dividen en dos categorías: ventriculares y supraventriculares. Las arritmias ventriculares se producen en las cavidades inferiores del corazón, denominadas «ventrículos». Las arritmias supraventriculares se producen en la zona que se encuentra encima de los ventrículos, generalmente en las aurículas, que son las cavidades superiores del corazón.(2)

Bradicardia

La bradicardia es una frecuencia cardíaca muy baja de menos de 60 latidos por minuto. Se produce cuando el impulso eléctrico que estimula la contracción del corazón no se genera en el marcapasos natural del corazón, el nódulo sinusal o sinoauricular (nódulo SA), o no es enviado a las cavidades inferiores del corazón (los ventrículos) por las vías correctas.

La bradicardia afecta principalmente a las personas mayores, pero puede afectar a personas de cualquier edad, incluso a niños muy pequeños. Puede tener una de dos causas: el sistema nervioso central no comunica al corazón que debe bombear más o el nódulo SA podría estar dañado. Este daño puede deberse a una enfermedad cardiovascular, el proceso de envejecimiento o defectos heredados o congénitos, o podría ser causado por ciertos medicamentos, incluso aquellos que se administran para controlar las arritmias y la presión arterial alta.

Taquicardia

La taquicardia es una frecuencia cardíaca muy elevada de más de 100 latidos por minuto. Hay muchos tipos diferentes de taquicardia, según dónde se origine el ritmo acelerado. Si se origina en los ventrículos, se denomina «taquicardia ventricular». Si se origina por encima de los ventrículos, se denomina «taquicardia supraventricular».  Es necesario consultar a su médico tratante para instaurar el tratamiento adecuado para cada caso. (2)

SÍNTOMAS:

La presencia o ausencia de síntomas y los tipos de síntomas específicos, dependen del estado del corazón y del tipo de arritmia. Los síntomas también dependen de la gravedad, frecuencia y duración de la arritmia. Algunas arritmias no producen síntomas de advertencia. Las palpitaciones no siempre indican que la persona padece una arritmia. (3)


Síntomas de bradicardia

  • Sensación de cansancio, falta de aliento, mareo o debilidad.

Síntomas de taquicardia

  • Un pulso fuerte en el cuello o latidos irregulares acelerados en
    el pecho.
  • Malestar en el pecho, debilidad, falta de aliento, sudoración y
    mareo. (3)

PREVENCIÓN:

El médico puede realizar pruebas que detecten si padece de arritmia como: electrocardiograma (EEG), estudio de Holter (24 horas o màs), estudios electrofisiológicos(EEF), angiografía coronaria. El tratamiento para restablecer un ritmo cardíaco normal puede incluir cambios en el estilo de vida, medicamentos marcapasos, entre otros. El tratamiento adecuado será recomendado por su médico (3). Las arritmias son muy comunes entre las personas mayores.


La fibrilación auricular (un tipo común de arritmia que puede causar problemas) afecta a millones de personas y la cantidad de personas que la sufren es cada vez mayor. Las arritmias más graves afectan a personas mayores de 60 años. Esto se debe a que estas personas tienen más probabilidades de tener enfermedad coronaria y otros problemas de salud que pueden causar arritmias. Las personas de edad avanzada también tienden a ser más sensibles a los efectos secundarios de las medicinas, algunas de las cuales pueden causar arritmias. (4)


Principales factores de riesgo


Las arritmias son más comunes en personas que tienen enfermedades o problemas de salud que debilitan el corazón, como los siguientes:


• Ataque cardíaco
• Insuficiencia cardíaco miocardiopatía, que debilita el corazón y altera la forma en que los impulsos eléctricos se desplazan por el corazón
• Tejido cardíaco que es demasiado grueso o rígido, o que no se ha formado normalmente
• Válvulas cardíacas adelgazadas o con fugas, que hacen trabajar demasiado al corazón y pueden causar insuficiencia cardíaca
• Anomalías cardíacas congénitas(anomalías presentes desde el nacimiento) que afectan la estructura o el funcionamiento del corazón


Otros problemas de salud que también pueden elevar el riesgo de sufrir arritmias son los siguientes:


Presión arterial alta
• Infecciones que causan daños en el músculo cardíaco o el pericardio (especie de saco o bolsa que rodea al corazón)
• Diabetes, que eleva el riesgo de sufrir presión arterial alta y enfermedad coronaria
Apnea del sueño, que puede sobrecargar el corazón porque éste no recibe suficiente oxígeno
Hipotiroidismo o hipertiroidismo (exceso o escasez de hormona tiroidea en el cuerpo) (4)


REFERENCIAS:


(1). https://medlineplus.gov/spanish/arrhythmia.html
(2). http://www.texasheart.org/HIC/Topics_Esp/Cond/arcat_sp.cfm
(3). http://www.texasheart.org/HIC/Topics_Esp/Cond/arrhy_sp.cfm
(4).http://www.nhlbi.nih.gov/health-spanish/healthtopics/temas/arr/risks 

 

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.

SACO.GFR.17.05.0698a

 

Tips de salud

Cómo cuidar tu corazón

Leer más >

Tips de salud

Lo que debes saber sobre el Alzheimer

Leer más >