CÁLCULOS RENALES

COMPARTIR
ARTÍCULO

Los cálculos renales son comunes. Algunos tipos son hereditarios. A menudo ocurren en bebés prematuros.

Existen diferentes tipos de cálculos renales. La causa del problema depende del tipo de cálculo.

Los cálculos pueden formarse cuando la orina tiene un alto contenido de ciertas sustancias que formar cristales. Estos cristales pueden convertirse en cálculos a lo largo semanas o meses.

  • Los cálculos de calcio son los más comunes. Ocurren con mayor frecuencia en los hombres entre los 20 a 30 años de edad. El calcio puede combinarse con otras sustancias para formar el cálculo.
  • El oxalato es el más común de estos. El oxalato está presente en ciertos alimentos como las espinacas. También se encuentra en los suplementos de vitamina C. Las enfermedades del intestino delgado aumentan el riesgo de formación de estos cálculos.

Los cálculos de calcio también se pueden formar a partir de la combinación con fosfato o carbonato.

Otros tipos de cálculos incluyen: 

  • Los cálculos de cistina pueden formarse en personas con cistinuria. Este trastorno es hereditario. Afecta tanto a hombres como a mujeres.
  • Los cálculos de estruvita se encuentran principalmente en mujeres que tienen una infección urinaria. Estos cálculos pueden crecer mucho y obstruir el riñón, los uréteres o la vejiga.
  • Los cálculos de ácido úrico son más comunes en los hombres que en las mujeres. Pueden ocurrir con gota y quimioterapia.
  • Otras sustancias como ciertos medicamentos también pueden formar cálculos.

El principal factor de riesgo para los cálculos renales es no tomar suficiente líquido. Los cálculos renales tienen más probabilidad de formarse si usted produce menos de 1 litro de orina diario. (2)

 

SÍNTOMAS:

En general, las personas que padecen cálculos renales no presentan síntomas hasta que los cálculos se desplazan en los riñones o pasan al uréter. Los cálculos pequeños pueden pasar a través del tracto urinario y ser eliminados sin dolor ni complicaciones.

Sin embargo, los cálculos más grandes pueden bloquear el tracto urinario y provocar síntomas como:

  • Dolor punzante que comienza en un flanco o en la espalda
  • Dolor que se irradia a la parte inferior del abdomen y la ingle a medida que los cálculos se desplazan en el tracto urinario
  • Dolor que aparece y desaparece
  • Sangre en la orina (orina rojiza o marrón), llamado hematuria
  • Náuseas y vómitos
  • Necesidad urgente o ganas frecuentes de orinar
  • Fiebre y escalofríos

En algunos casos, un cálculo muy grande para desplazarse puede causar obstrucciones llamadas hidronefrosis o inflamación de uno de los riñones por acumulación de la orina. La hidronefrosis puede causar dolor en el flanco (costado del abdómen) o en la espalda. Si no se trata, puede causar daños a largo plazo en el riñón.(3)

 

PREVENCIÓN:

Para prevenir las piedras en los riñones, debe saber qué las provocó. Tal vez el médico le pida que trate de atrapar la piedra renal cuando la expulsa en la orina. Luego la piedra renal puede enviarse al laboratorio para averiguar de qué tipo es. Si recibe tratamiento en el hospital y el médico extrae la piedra, también se la enviará a un laboratorio para hacer análisis.

Es posible que su médico le pida que recolecte su orina durante 24 horas después de haber eliminado la piedra o de que se la hayan extraído. Así su médico puede medir qué cantidad de orina produce en un día y los niveles de minerales en la orina. Es más probable que desarrolle piedras si no produce suficiente orina todos los días o si tiene un problema con los niveles de minerales.

Una vez que sepa qué tipo de piedra tenía en el riñón, podrá realizar cambios en su alimentación, dieta y nutrición, y tomar medicamentos para prevenir futuras piedras en los riñones.

Alimentación, dieta y nutrición

Puede ayudar a prevenir las piedras en los riñones al hacer cambios en las cantidades que consume de los siguientes elementos:

  • líquidos
  • sodio
  • proteína animal
  • calcio
  • oxalato

Beber la cantidad suficiente de líquido todos los días es la mejor manera de ayudar a prevenir la mayoría de los tipos de piedras en los riñones. Debe beber entre 2 y 3 litros de líquido por día. Si tuvo piedras de cistina, es posible que deba beber incluso más. Aunque el agua es lo mejor, otros líquidos también pueden servir para prevenir las piedras en los riñones, como las bebidas cítricas.

Usted puede introducir los siguientes cambios en su dieta según el tipo de piedra renal que tuvo(4)

Piedras de oxalato de calcio

  • reducir el sodio
  • reducir las proteínas animales, como carne, huevo y pescado
  • obtener suficiente calcio de los alimentos o tomar suplementos de calcio con los alimentos
  • evitar los alimentos con alto contenido de oxalato, como espinaca, ruibarbo, nueces y salvado de trigo

Piedras de fosfato de calcio

  • reducir el sodio
  • reducir las proteínas animales
  • obtener suficiente calcio de los alimentos o tomar suplementos de calcio con los alimentos

Piedras de ácido úrico

  • limitar las proteínas animales

Medicamentos

Su médico puede recetarle medicamentos según el tipo de piedra en el riñón que tuvo y los problemas de salud que tiene, que lo hacen más propenso a la formación de piedras.

REFERENCIAS:

(1)https://vsearch.nlm.nih.gov/vivisimo/cgi-bin/querymeta?v%3Aproject=medlineplus-spanish&v%3Asources=medlinepl
(2) https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000458.htm
(3) http://kidshealth.org/es/parents/kidney-stonesesp.html#kha_22

 

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.

 SACO.GFR.17.05.0698

 

Tips de salud

Cómo cuidar tu corazón

Leer más >

Tips de salud

Lo que debes saber sobre el Alzheimer

Leer más >