ESOFAGITIS

COMPARTIR
ARTÍCULO

Es cualquier inflamación, irritación o hinchazón del esófago. El esófago es el tubo que va desde la faringe hasta el estómago. Con frecuencia, la esofagitis es causada por el reflujo de líquido del estómago hacia el esófago. El líquido contiene ácido, el cual irrita el tejido. Este problema se llama reflujo gastroesofágico. Un trastorno
autoinmunitario llamado esofagitis eosinofílica también causa esta afección.

Los siguientes factores incrementan el riesgo de Esofagitis:

  • Consumo de alcohol
  • Consumo de cigarrillos
  • Cirugía o radiación en el tórax (por ejemplo, el tratamiento para el cáncer pulmonar)
  • Tomar ciertas medicinas sin beber mucha agua. Los medicamentos incluyen alendronato, doxiciclina, ibandronato, risedronato, tetraciclina, pastillas de potasio y vitamina C
  • Vómitos

Las personas que tienen sistemas inmunitarios debilitados pueden presentar infecciones que llevan a esofagitis. La infección puede deberse a:

  • Hongos u hongos levaduriformes (en la mayoría de los casos Candida)
  • Virus, como el herpes o el citomegalovirus.

SÍNTOMAS:

La infección o irritación puede hacer que el esófago resulte inflamado y se pueden formar llagas llamadas úlceras.

Los síntomas pueden abarcar(1)

  • Tos
  • Dificultad para deglutir
  • Deglución dolorosa
  • Acidez gástrica (reflujo de ácido)
  • Ronquera
  • Dolor de garganta

PREVENCIÓN:

Los médicos consideran que, en muchos casos, es posible controlar la acidez estomacal esporádica mediante modificaciones al estilo de vida y el uso adecuado de medicamentos de venta libre.

Modificaciones al estilo de vida

  • Evite las comidas y bebidas que contribuyen a la acidez estomacal, tales como:
    chocolate, café, menta, alimentos grasosos o picantes, productos a base de tomate y bebidas alcohólicas.
  • Dejar de fumar. El tabaco inhibe la saliva, que es el protector principal del cuerpo humano. También, el tabaco puede estimular la producción de ácido estomacal y relajar el músculo entre el esófago y el estómago, permitiendo que se suscite el reflujo.
  • Baje de peso, si tiene unos kilos de más.
  • No coma entre 2 y 3 horas antes de acostarse.
  • Para los episodios esporádicos de acidez estomacal, tome un antiácido de venta libre o un bloqueador H2, algunos de los cuales se pueden comprar sin receta médica.

Medicamentos de venta libre

Muchos estadounidenses usan antiácidos de venta libre y otros productos, que se encuentran a disponibilidad del público sin receta médica, para tratar las molestias gastrointestinales menores y la acidez estomacal esporádica. En 1995, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó que se pongan a disposición del público, bloqueadores de ácido importantes, también conocidos como bloqueadores H2, para el tratamiento de la acidez estomacal esporádica, en dosis menores a las contenidas en las formulaciones para venta bajo receta médica. Se espera que la FDA apruebe la venta libre de otra clase distinta de medicamentos, denominada inhibidores de la bomba de protones  para el tratamiento de la acidez estomacal esporádica, también en dosis menores a las contenidas en las formulaciones para venta bajo receta médica. A pesar de la aprobación recibida por estas formulaciones de potencia reducida para el alivio de los síntomas y molestias de la acidez estomacal ocasional, la FDA no considera que estos medicamentos estimulen una curación real de la esofagitis; aunque sí reconoce los beneficios curativos de algunos medicamentos para venta bajo receta médica, tales como los inhibidores de la bomba de protones, cuando se toman en forma regular, y en las dosis prescritas.

Los medicamentos de venta libre juegan un papel importante en el alivio de la acidez estomacal y las molestias gastrointestinales ocasionales. Los episodios más frecuentes de acidez estomacal o indigestión ácida podrían ser síntoma de una condición más grave que, de no tratarse, podría empeorar. Si utiliza medicamentos de venta libre más de dos veces por semana, debe consultar con un médico, que pueda confirmar un diagnóstico en concreto y preparar, conjuntamente con usted, un plan que incluya el uso de medicamentos más fuertes que sólo están disponibles a la venta bajo receta médica. 

Si tiene un sistema inmunitario debilitado, intente evitar la cercanía con personas que tengan una infección con cualquiera de los microbios que se mencionaron anteriormente (cándida albincans, citomegalovirus, virus del herpes simple, virus del papiloma humano, bacteria de la tuberculosis).

REFERENCIAS:

 (1) https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001153.htm

(2) http://patients.gi.org/recursos-en-espanol/erge/

 

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.

SACO.GFR.17.05.0698a

Tips de salud

Cómo cuidar tu corazón

Leer más >

Tips de salud

Lo que debes saber sobre el Alzheimer

Leer más >