NEUMONÍA

COMPARTIR
ARTÍCULO

La neumonía es una infección de los pulmones. Los pulmones tienen 2 partes principales: las vías respiratorias (que también se llaman bronquios) y los alvéolos (que también se llaman sacos de aire). Cuando respira, el aire desciende a través de las vías respiratorias hasta los alvéolos. Desde los alvéolos, el oxígeno entra en la sangre mientras que el dióxido de carbono sale de esta. Cuando tiene neumonía, los alvéolos se inflaman (se irritan y se hinchan) y se llenan de líquido. Esto hace que respirar sea muy difícil. La neumonía, por lo general, es provocada por una bacteria o un virus. También puede ser provocada por hongos o sustancias irritantes que se inspiran a los pulmones.(2)

 

Existen 4 tipos de neumonía:


La neumonía extrahospitalaria: es el tipo más común de neumonía. Puede contraerla en áreas públicas (como en el trabajo, la escuela, la tienda de comestibles o el gimnasio). Este tipo de neumonía también puede desarrollarse después de tener un resfriado o gripe.

La neumonía intrahospitalaria: (que también se llama neumonía adquirida en una institución) es un tipo de neumonía que se puede contraer durante la estadía en el hospital. Puede ser peligrosa, en especial para los niños pequeños, los adultos mayores y las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado.

La neumonía por aspiración: es un tipo de neumonía que se desarrolla después de inhalar partículas en los pulmones. Esto se produce con mucha frecuencia cuando pequeñas partículas ingresan en los pulmones después de vomitar y no está lo suficientemente fuerte para toser y expulsar las partículas de los pulmones.

La neumonía oportunista: es un tipo de neumonía que afecta a las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado.(1)

 

SÍNTOMAS:

Los síntomas de la neumonía pueden variar de leves a graves, según los factores de riesgo y el tipo de neumonía que tiene. Los síntomas comunes son similares a los síntomas provocados por un resfriado o gripe. Entre estos se incluyen los siguientes: tos, fiebre, expulsión de mucosidad al toser, dificultad para respirar, escalofríos, dolor de pecho, también, es posible que sude, que le duela la cabeza o que se sienta muy cansado. Si tiene alguno de estos síntomas o si en forma repentina empieza a empeorar después de tener un resfriado o gripe, consulte a su médico.(2,3)


PREVENCIÓN:

Se puede ayudar a prevenir la neumonía haciendo lo siguiente:


-Vacúnese contra la gripe todos los años. Las personas a menudo desarrollan neumonía bacteriana después de un caso de gripe. Usted puede reducir este riesgo recibiendo la vacuna contra la gripe en forma anual.
-Aplíquese la vacuna antineumocócica.
-Practique una buena higiene. Las manos entran en contacto con muchos gérmenes durante todo el día. Usted los recoge de superficies como manijas de puertas, manos de otras personas y el teclado de su computadora. Tómese tiempo para lavarse las manos con frecuencia, en especial después de usar el baño y antes de comer. Use agua tibia y jabón durante al menos 20 segundos. Si no hay jabón ni agua disponibles, usar un gel antiséptico para manos es la siguiente mejor opción.
-No fume. Fumar daña los pulmones y hace que sea más difícil para el cuerpo defenderse de gérmenes y enfermedades.
-Lleve un estilo de vida saludable. Siga una dieta equilibrada con muchas frutas y verduras. Haga ejercicio en forma regular. Duerma mucho. Estas medidas ayudan a mantener fuerte el sistema inmunitario.
-Evite estar con personas enfermas. Estar rodeado de personas que están enfermas aumenta el riesgo de contagiarse de lo que ellos tienen.(3)


REFERENCIAS:

(1). http://es.familydoctor.org/familydoctor/es/diseasesonditions/pneumonia/prevention.html 

 

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.

SACO.GFR.17.05.0698b
 

 

Tips de salud

Cómo cuidar tu corazón

Leer más >

Tips de salud

Lo que debes saber sobre el Alzheimer

Leer más >